Bekia Viajes

Usuario:

Contraseña:

Europa / España
 
 
PROTESTA EN ALMERÍA

Greenpeace marca el hotel de El Algarrobico con un punto negro de 8.000 metros cuadrados

Los activistas reclaman una vez más la demolición completa del mastodóntico hotel ubicado en la costa de Carboneras, en Almería.
 
Playa en el Parque Natural Cabo de Gata de Almería

Playa en el Parque Natural Cabo de Gata de Almería


Una maraña de pasos burocráticos parecen estancar las negociaciones entre las instituciones públicas y privadas en cuanto al polémico hotel de El Algarrobico, en la costa de Carboneras (Almería) y una vez más han sido los activistas de Greenpeace los artífices de la protesta. Una crítica que apoyan muchos vecinos y organizaciones ecologistas y de protección del medio ambiente natural de la costa española.

La acción ha sido una pintada de 8.000 metros cuadrados que ha marcado con un punto negro la inmensa fachada del hotel, dentro de él y en color blanco se lee 'Hotel Ilegal'. A través de su web los activistas describieron la protesta llevada a cabo durante la noche y parte de la mañana con "mucho cansancio y mucha alegría" por "seguir dejando constancia de que no se pueden consentir destruir nuestra costa", "lo decimos alto y claro y seguiremos diciéndolo hasta que sea desmantelado".

La organización internacional ecologista no va a dar su brazo a torcer y tras años de lucha buscan en un futuro cercano una 'desmantelación total' del inmueble, un mastodontico hotel de 21 plantas y 411 habitaciones.

Hotel 'El Algarrobico', costa de Carboneras, Almería

Hotel 'El Algarrobico', costa de Carboneras, Almería


Las leyes vigentes amparan la demolición del edificio


La organización Greenpeace ha recordado por un lado a la Junta de Andalucía las sentencias dictadas por el TSJA en diciembre de 2013 cuando se declaró públicos los terrenos donde se ubica el hotel y por otro al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que el Tribunal Supremo ratificó en julio de 2011 la Orden Ministerial que fijaba un deslinde de costas en los primeros 100 metros de playa; unas sentencias que amparan la protección de la línea costera y que por lo tanto deben acatar ejecutando el protocolo general de colaboración para la recuperación de la playa de El Algarrobico publicado en el BOE en diciembre de 2011.

Pilar Marcos, responsable de la campaña de Costas de Greenpeace apuntó que "no es justo que se pongan los recursos naturales al servicio de las empresas y que para ello se les arrebaten a los ciudadanos, es necesario que se haga justicia, y que se haga ya".
Alejandro Iriarte | 14 de Mayo de 2014